Estás aquí

Un Sporting infiel

Un rival superior al Sporting se lleva los puntos del último partido de la sexta jornada de La Liga SmartBank. Un equipo que pierde su segundo partido de la temporada y la identidad que se le suponía a la plantilla.



El resumen del partido del Sporting es sencillo, no juega a nada, fácil de entender viendo la mala disposición táctica de los jugadores que se convierten en mediocres cada balón que tocan o intentan combinar. Previsibles, imprecisos, lentos y alocados en el campo, un equipo hecho para mantener la pelota, pensar, jugar, llegar…que no da tres pases seguidos, a excepción entre centrales, no piensa, no juega y no llega y si lo hace, no culmina. Un desastre de partido que además les sirvió a los locales para coger alas e iguala a los rojiblancos a puntos.



El sistema elegido para enfrentarse a los de Pepe Mel fue el mismo que ante el Deportivo, como se vio un gran Sporting, José Alberto repite esquema, con las excepciones de Molinero y Marc Valiente en la defensa, los demás fueron los mismos. Siempre con la premisa de que al rival fuera de casa no se le presiona en campo contrario, no vale y eso hizo que Las Palmas se animara a ganar en velocidad y salidas a la contra, con la fortuna de que su mal momento y juego libran al Sporting de algún tanto más. Partido trabado y con constantes parones, un colegiado que miraba hacía otro lado, o mejor dicho, para el mismo lado cada decisión que tomaba y el equipo se carga de amarillas, solo faltaba ser inferiores también en número.
Con diez o con once el Sporting es un equipo superado al que un chaval que juega de diez, por el carril del diez, con la libertad de un diez marca el gol de la victoria. Mientras tanto Manu García, sacaba los balones desde atrás y se convertía en ocasiones en el jugador más retrasado del partido.


José Alberto en una rueda de prensa de baño y masaje entona el mea culpa y confía en el trabajo y en la nueva oportunidad que tiene el equipo este Domingo en el que se pretenderá encontrar lo que se perdió, mejor dicho, se intentará contrarrestar a un rival que viene de inercia positiva, que quiere el balón que domina sus partidos y al que no acompañan sus resultados, menos el último. En definitiva, el Sporting solo intenta competir, se obsesiona con frenar a los rivales más que jugarles, especular antes que proponer y darse tiros en el pie cada partido y así no.

@lorensinmas

RUEDA DE PRENSA

 TU PUBLICIDAD CON NOSOTROS






[:]

Loren Castro
Loren Castro
Director y presentador en Radio Sporting®. Me dejan hablar y escribir aquí porque no les queda más remedio.
https://www.radiosporting.es

Un pensamiento en “Un Sporting infiel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
A %d blogueros les gusta esto: