Truco o trato

El Sporting se enfrenta al Cádiz, líder de la categoría por méritos propios, un partido que medirá el “nuevo” equipo rojiblanco con un Manu García en estado de gracia, pero no su único peligro.



El Sporting se planta en la jornada 14 con otra cara, la cara que le dan los buenos resultados obtenidos y el buen juego, pero sobre todo las victorias en Elche y ante el Zaragoza que dejaron al descubierto las virtudes del equipo de José Alberto, hasta ese momento pinceladas. El momento es distinto, como lo es la confianza en el nuevo sistema y las prestaciones que se obtienen, una pizarra que da más seguridad a la defensa, control en el medio y dota de prestaciones al ataque en las bandas y sobre todo, al de los trucos de magia, Manu García, un 10 de garantías que emerge en su nueva posición para darle al equipo un plus ofensivo con asistencias de lujo y el desparpajo que da el sentirse “arropado”, total, que el Sporting llega al Ramón de Carranza con todas las posibilidades encima de la mesa, partido con truco, pero sin trato.
El rival, el Cádiz de Álvaro Cervera es un equipo peligroso, sin complejos y con una identidad desde hace varias temporadas, en unas, como la presente, está dando sus frutos, pero el hecho de ser líder es por la confianza en el proyecto, el fortalecimiento cada año de las partes débiles y un técnico convencido. Casi todo lo contrario que los rojiblancos que hace apenas tres semanas eran puestos en duda en prácticamente todas las bocas y plumas, en la variedad está el gusto y este equipo ahora gusta.



Este Viernes seremos testigos de como el equipo crece, madura y se enfrenta a nuevos retos, un equipo al que solo le gusta el balón para correr hacía la portería rival, se habla de esa “clasificación” que sitúa a los gaditanos entre los últimos equipos en tiempo de posesión, y me pregunto: ¿Para qué quieres tener más o menos el balón en zonas en las que no creas peligro?, pues algo parecido, con matices, consigue este Sporting. Cada vez menos pases atrás, cada vez menos riesgos en la salida de balón, cada vez la presión más alta y en zonas de verdadera efectividad, menos repliegue, salvo excepciones y lo más importante, bandas que dejaron atrás cerrar laterales de los contrarios para empezar a ser un dolor de cabeza para ellos. A todo eso le añadimos una pizca de determinación en los últimos metros, le añadimos la confianza y la unión del grupo y el combinado que sale es un equipo que no se debe arrugar ante nadie y creer en la capacidad propia y dejar de ser la comparsa de la competición.
Ayer me decían si veo al equipo con posibilidades de ganar en Cádiz, hace dos semanas posiblemente diría que un empate sería lo menos malo, a día de hoy, a riesgo de que es fútbol, diré que no hay trato y que la victoria es posible, vamos a por ellos, ¡vamos Sporting!

@lorensinmas



 

Nuestra puntuación
Haz click y danos tu voto!
(Votos: 6 Promedio: 5)
Loren Castro

Loren Castro

Director de todo esto que veis aquí y alguna cosa más que no veis. La radio me da la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *