Sí hablaron

Durante la semana se comentó una frase que José Alberto dijo en una entrevista sobre que Djukic no le había llamado a pesar de llevar fuera de España algún tiempo. Ese contacto no se produjo, sin embargo los hechos incitan a pensar lo contrario.



José Joaquín Brotons realizó una extraordinaria entrevista en Radio Marca Asturias a José Alberto, ex entrenador del Sporting, después de su salida del conjunto rojiblanco. De la misma se extraen varias frases en las que no voy a entrar a valorar, pero me llama poderosamente la atención la parte en la que José Alberto reconoce que no hubo contacto entre el técnico saliente y entrante. Esto es fútbol profesional y no el relevo de garita que se hacía en la “mili” en la que había que dar novedades, sólo una mera formalidad que personalmente hubiese hecho.
Más allá del tiempo en el que Djukic se encontrara fuera de España, no por ello desenchufado de la competición, da a entender que el serbio conocía los problemas del Sporting, sus carencias y las posibles soluciones para darle un lavado de cara al equipo que presuntuosamente, pretendía hacer algo grande en Agosto. Lo que son las cosas, hablar no hablaron, pero parecen unidos por una fuerza superior, un magnetismo que les hace tomar similares decisiones, usar a los mismos jugadores y por lo tanto, cometer los mismos errores. Caso más propio para la nave del misterio de Don Iker Jiménez que para mi, que sólo pretendo hablar de fútbol, vamos con ello.



  • Zaragoza-Sporting: Primera alineación de Djukic en la que apuesta por Molinero y Damián en los laterales, Babin y Cordero pareja de centrales, fue el partido de la “gripe”, no había ningún central en el banquillo en el momento que se lesiona Damián Pérez, Cordero al lateral Izquierdo y Salvador de central, en el partido Las Palmas-Sporting ya se probó a Salvador de central y salió cruz, solamente brilló en el centro de una defensa de tres. En el momento del cambio el partido iba 1-0 para los locales, lo más lógico hubiese sido tres centrales: Molinero, Babin, Cordero, con Salvador y Fuego por delante. Desastre absoluto por mantener una estructura que ya había fracasado antes de empezar la segunda vuelta del campeonato, a los cinco minutos, 2-0. Carmona en derecha y Aitor en izquierda, banda en la que el onubense pierde y si lo que se busca es intensidad…primer partido, pase.
  • Sporting-Elche: La semana de “moriré con los del B” (ya se había perdido un amistoso 3-1 con el filial), debuta Bogdan (Molinero sancionado), entra Marc Valiente en la zaga, de medio campo hacia arriba todo igual (visto el éxito en La Romareda, más ocasiones mismo resultado) y ¡oh! sorpresa, Cordero de lateral izquierdo, dos posiciones diferentes en cinco días para un jugador limitado, que cumple de central, pero no en la banda, bandazo uno. El infortunio vuelve en forma de lesión, Cordero sale y entra Unai, que a la postre interviene en el gol de la victoria. Carmona perdido, Aitor lejos (dos diestros en la izquierda…), Djuka islote, Fuego reventado, sale por Salvador, su posición, no central, bandazo 2. Se gana, se intenta, se llega, pero no se juega. Segundo partido, primeros tres puntos, a ver que pasa en Soria.
  • Numancia-Sporting: Coleaba lo de morir con el B, sin laterales zurdos disponibles, una semana en la que Pablo estaba con el primer equipo, que Bogdan había dejado buenas sensaciones, que no era lógico cargar las piernas de Fuego, que Aitor demanda más cercanía al área, que Carmona ya estaba visto hasta donde llega, que Pedro necesita un socio, que Babin en el perfil izquierdo se atasca, que Djuka es el “Llanero Solitario” y no le gusta el fútbol de toque y por el césped, sino la pelea aérea, la disputa y el encontronazo…visto todo esto en dos partidos, ¡zas!, repetimos. Continuidad al maravilloso, a la par que efectivo, centro del campo y ataque, no contentos con esto, Molinero de lateral izquierdo, ¡toma ya!, encima se lesiona y tiene que ser cambiado, lógicamente entra Unai, ¡quien si no!. El resultado del partido lo dice todo, fallos individuales aderezados con un centro del campo que pretende pero que no dispone, que quiere pero no puede y una vez, pase, dos ya es un poco cansino, la tercera vez, hay que hacer algo diferente, será a la cuarta, bandazo 3.

Personalmente me da igual que hablaran o que no, la fuerza misteriosa que hace que se tomen las decisiones que se toman es superior a cualquiera de los dos técnicos y no quiero ir más atrás. Djukic intenta que el equipo sea intenso, intensidad no es correr, las alineaciones elegidas no son para tener el balón, son para cerrar al rival por fuera y ni eso se consigue, nos superan en número por el centro, nos llegan por banda y en largo, cada falta cercana o saque de esquina es un doble penalti, el equipo se parte en ataque y tarda en volver, Djukic cada día está más solo y se aburre porque no está en las disputas importantes, en definitiva, las buenas intenciones no bastan.
Djukic lleva tres partidos que son más que suficientes para ver quienes son los peloteros, quienes se entienden, quien tiene la portería entre ceja y ceja, quien falla y no se lamenta sino que busca autocorregirse, quien puede caer a banda pero sin necesidad de partir de ella y sobre todo, quien está para jugar 90 minutos y quien no. No me volvería loco si dijera que mi equipo sería este a día de hoy, sin acritud: Joel, Bogdan, Babin, Valiente, Espeso-Pablo, Salvador, Pedro, Nacho, Manu, Betin y Aitor. Sin extremos, peloteros, rápidos, con desparpajo, ilusionantes, jóvenes aunque sobradamente preparados, los JASP, si nos dejan.

Loren Castro

P.D. Sergio Sánchez, técnico del Sporting DH explica los procesos y los tiempos para subir chavales desde abajo:








Nuestra puntuación
Haz click y danos tu voto!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Loren Castro

Loren Castro

Director de todo esto que veis aquí y alguna cosa más que no veis. La radio me da la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by