Luna nueva

Más sombras que luces en el debut de Djukic en el banquillo rojiblanco. Errores repetitivos y falta de eficacia en el área rival los principales problemas. Urge completar la mala planificación del verano con refuerzos en el mercado que marquen diferencias.



No son fáciles los comienzo, y menos aún cuando lo que tienes delante está más que estirado. El Sporting de Djukic marca un comienzo en el que lo negativo superó a lo positivo, pero algo hubo, lo peor, la derrota merecida por no saber definir en las áreas donde en la tuya tienes que defender con atención, contundencia y claridad, mientras que en la rival hay que resolver lo que se tiene, por lo menos la mitad de lo que se genera.
Todo esto no es nuevo, ya lo vimos y lo padecimos: inestabilidad en defensa, dudas en la salida de balón, precipitaciones, balones regalados, ausencia de uno contra uno, desborde, falta de gol, pocos recursos en el banquillo para voltear la situación y nula eficacia en la estrategia a balón parado.
Algo positivo que se pueda destacar del partido ante el Zaragoza es que el equipo no salió a especular, a pesar de recibir un gol en el primer minuto, por una falta que se pudo evitar, al que sumamos un error grosero en la defensa de la jugada, se salió a mandar, a no rifar (se acabó rifando), salir desde atrás jugando con laterales profundos y un medio recibiendo entre centrales, intención de jugar con extremos abiertos y llegadores, un delantero que haga su función y un Manu al que todavía le pasó factura la gripe. La conclusión es que el equipo tiene algunos conceptos que denotan un sentido de la competición distinto hasta ahora, se intenta elaborar, sobre todo con Pedro en el campo, se intenta llegar a linea de fondo, centrar (más centros al área de lo habitual) y que pasen cosas en área rival. Por otra parte, se incidió en la profundidad dado el resultado negativo, menos pases más disparos, unos repelidos por la madera, otros con soberbias paradas de C. Álvarez y alguna ocasión que se fue al limbo o no se culminó de forma correcta, en definitiva la faena no se remata.



Djukic tiene trabajo, vaya que lo tiene, pero eso ya lo sabía desde que llegó, la cabra tira al monte y en La Romareda se utilizaron demasiadas “cabras”, por lo tanto conocidos son sus recursos y sus registros, nada nuevo. El nuevo entrenador debe de darse cuenta de que Aitor es un tipo con la portería entre ceja y ceja, llega, culmina y genera más que en banda, menos por la izquierda, sólo una pizca de suerte le evitó llevarse algún tanto. El Míster tiene una intención de juego que no se corresponde a lo que hay, la patata caliente está en manos de Torrecilla, otra vez. Urgen cambios, se necesitan salidas para que haya llegadas, eso nos dijeron, hay jugadores en su ocaso y que poco más van a aportar salvo sorpresa. Para jugar abiertos hay que tener extremos, en banda izquierda sobre todo, que encaren, ganen duelos, diagonales, centros precisos y velocidad. Para complementarlos se necesita un delantero un killer, sin miramientos que ataque el balón y no lo espere. Atrás…son muchos errores de concepto, pero los individuales se deben subsanar o bien, dar alguna baja y probar cosas.
La conclusión es que para resucitar los objetivos del verano lo primero es apuntalar la plantilla, bajas y altas para que el nuevo entrenador comience a demostrar el motivo por el que llegó. No lo tiene fácil Miguel Torrecilla en el que la confianza es mínima, basada en los resultados obtenidos, pero que sin duda será el encargado de hacerlo. Suerte al nuevo entrenador, al que no se le puede juzgar por un partido, pero sí por su trabajo, de momento el Elche y luego lo demás.
P.D. En la rueda de prensa no hubo disculpas ni lloros, sólo la decepción propia de la derrota y errores reconocidos.

Loren Castro


Podcast con la previa, el partido y el análisis. Ahora Sporting! 603







Nuestra puntuación
Haz click y danos tu voto!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Loren Castro

Loren Castro

Director de todo esto que veis aquí y alguna cosa más que no veis. La radio me da la vida.

Un comentario en “Luna nueva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *