Estás leyendo
Categoría > Actualidad del Sporting de Gijón > Los errores se pagan caros

Los errores se pagan caros

El Sporting de Gijón recibía esta tarde en El Molinón Enrique Castro-Quini al Elche, un partido más que sería jugado como una gran final para engancharse a esos puestos de acceso al Play Off.




Domingo de votaciones, rastro, fútbol y concierto en Gijón, lo que animaba de gran manera las calles de la ciudad asturiana. Una vez más el partido del Sporting sería acompañado por el buen tiempo y las agradables temperaturas que acompañan la región esta semana.

A las cuatro de la tarde el balón comenzaba a rodar en El Templo. Al minuto de comenzar el Elche se veía favorecido de un córner tras un rechace de Geraldes, el autor de sacar este balón era Iván Sánchez que lo ponía en corto para Javi Flores pero la jugada moría en ese momento tras el árbitro señalar falta sobre Cofie de Gonzalo Verdú. La primera ocasión para el conjunto de José Alberto llegaba a penas transcurridos dos minutos de juego, una indecisión de la defensa visitante permitía que Carmona filtrara un pase a Uros Djurdjevic que se encontraba cerca del área y lanzaba el balón a portería pero no acertaba con el disparo. De nuevo el Elche ponía en tensión a todo un Molinón tras un jugador robar la pelota y conducirla desde la mitad del campo hasta Josan, quien lograba llegar hasta el área pequeña y chutar, pero el golpe era demasiado alto y la pelota se iba fuera. Los primeros minutos eran de dominio visitante, con muchos intentos de llegadas para el conjunto de Pacheta que eran frustrados por una defensa sportinguista muy bien formada. A penas jugados ocho minutos el Elche volvía a recibir otro córner tras un mal despeje de Geraldes, Javi Flores enviaba el esférico a punto de penalti donde Carmona lo despejaba con la cabeza. La primera tarjeta amarilla llegaba a los 10 minutos de comenzar y era para Dani Calvo que realizaba un juego peligroso sobre Uros, favoreciendo al conjunto local de una falta a 10 metros del área que Carmona sacaba directamente a portería, pero el tiro era demasiado alto y el balón se iba por encima de la portería. El partido empezaba a volverse un poco loco, sin jugadas claras ni ningún dominador , las únicas jugadas con peligro llegaban o bien de faltas o bien de córners. Un minuto por encima del cuarto de hora de juego Diego Mariño realizaba una apoteósica intervención parando un balón envenenado de Manu Sánchez que centraba desde el punto de penalti tras un córner colocado por Javi Flores. No se lo pensaba Mariño para sacar rápidamente el balón y comenzar una jugada sin que se hubieran recompuso los visitantes, generando así una contra que apunto de finalizar estuvo Alex Alegría, pero le faltó precisión a su disparo. A punto estuvo de estrenarse Cofie marcando un gol tras un centro de Traver desde un córner, pero el jugador remataba con la cabeza de manera muy flojita poniéndoselo fácil a Edgar Badía. La suerte no acompañaba a Nino que se resbalaba dentro del área y perdía un balón que apunto estaba de centrar a la portería de Mariño. El Sporting no salía del área rival y entre córners y faltas no se cansaba de insistir y lanzar a portería, pero ni la suerte ni la puntería acompañaba al conjunto rojiblanco. Minuto 26 y el marcador continuaba a 0-0, momento en el que un jugador del Elche comete una falta peligrosa, la cual ponía Álvaro Traver a punto de penalti donde Uros intentaba rematar pero Juan Cruz impedía que el balón entrará en la portería desviándolo a córner. Jugada de oro para los pupilos de José Alberto en el minuto 28, Traver lanzaba a portería tras un córner, buscando el gol olímpico que era rechazado por Edgar, el rechace era obstruido por Djurdjevic que lanzaba la pelota de nuevo a portería, pero una vez más era rechazada hacia atrás donde Álex Alegría la dominaba disparando a portería pero el balón reacio a entrar volvía a ser rechazado, pero esta vez Babin remataba con la diestra a portería abriendo el marcador a favor de los locales. El gol no hacía de menos al Elche que aprovechaba cualquier oportunidad para intentar marcar gol. Una falta sobre el conjunto de Pacheta era despejada por Carmona, pero el despeje era controlado de nuevo por el Elche que lograba obtener un córner el cual Iván Sánchez colocaba de manera muy correcta obligando a Mariño a salir de la portería para impedir tablas en el marcador. Babin no conforme con solo llevar un gol volvía a intentar rematar de cabeza y apunto estaba de marcar pero el balón era rechazado por un central rival. Pasada media hora de juego Dani Calvo tenía que ser sustituido por Neyder, cambio obligado para el Elche por lesión. El Elche daba un susto de muerte a la Mareona, la jugada se iniciaba con una falta muy peligrosa de Carmona, la cual era colocada por Verdú al punto de penalti, donde esperaba un compañero ansioso para centrar, pero la jugada era cortada por el árbitro al cometerse una falta en ataque sobre Peybernes y Geraldes. Para finalizar los primeros 45 minutos de juego Uros Djurdjevic controlaba un pase con el pecho y lograba lanzar a portería, pero el tiro era desafortunado y encima el jugador recibía una falta que le dejaba tendido en el suelo, aunque posteriormente se recuperaba completamente. Con un 1-0 se llegaba al ecuador del partido.




El Elche salía mordiente tras el descanso, con ganas de recortarle puntos a su rival y meterse en la lucha por llevarse los tres puntos. Entre Josan y Nino estaban volviendo locos a la defensa del Sporting y es que particularmente estos dos jugadores eran los más aventurados y los mas vistos en el área pequeña. De falta en falta y tiro por que me toca, así se conseguían las ocasiones de peligro en este partido y de nuevo una vez más el Sporting sufría una mala acción sobre uno de sus jugadores que era señalada como falta, aunque lejana del área, eso sí.  Peybernes era el encargado de poner en juego el balón y lo hacía en largo pero la jugada era cortada por otra falta sobre Álex Alegría que era contraatacada con una contra bien cortada por los de José Alberto. El Sporting comenzaba a perder ese fuelle demás que tenía en la primera parte,dando inseguridad a sus seguidores que se mostraban expectantes a cada jugada de su equipo. Una vez más Mariño se veía obligado a realizar una intervención magistral para evitar el empate tras un disparo de Nino.  El que no estaba teniendo suerte con sus disparos era Uros Djurdjevic que por más que insistía y por más que llegaba al área pequeña o le faltaba muelle a los disparos o le sobraba, pero no conseguía anotar. Casi en los últimos 20 minutos Traver tuvo una oportunidad de oro tras una falta muy cerca del área, pero el disparo se le iba fuera. La peor pesadilla en este partido, era Nino y en el minuto 74 así lo demostraba marcando un gol que les daba el empate, la jugada del gol se originaba con una falta muy lejana que llegaba a González que centraba para Nino y este remataba a portería haciéndole imposible a Mariño su intervención. A punto estaba el Elche de adelantarse en el marcador en el 81 con un centro de Xavi Torres que se iba por encima de la portería. En los últimos cinco minutos una mala jugada de Cristián Salvador dentro del área pequeña era penaliza con falta,lo que debería de a ver sido penalti, por la situación de los jugadores acaba en falta que Gonzalo Verdú colocaba muy por encima de Mariño. Los últimos minutos del partido fueron puro caos y descontrol por el Sporting que no supo recomponerse del empate y perdía así dos de los tres puntos en juego. Una vez agotado el tiempo reglamentario y los tres de descuento el partido llegaba a su final con tablas en el marcador.

La manera de jugar del Sporting de Gijón hoy se podía dividir en tres partes, la primera fase es en la primera mitad, cuando salen a jugar y con el paso del tiempo van despertando y subiendo su posesión, ganas y calidad, es decir iban de menos a más. La segunda forma llega en la segunda mitad, comienzan aceptables, con errores que eran capaces de solventar pero al final pierden completamente el rumbo, es decir de más fueron a menos. Y por último la fase que se podría denominar como caótica, esa llega en los últimos 10 minutos, cuando los nervios y la presión se apoderan de los jugadores y cometen acciones que pueden poner más en riesgo el resultado final del partido.
El Sporting de Gijón debe de reflexionar mucho sobre este partido,anotar las cosas buenas pero sobre todo hacer lectura de aquellas malas para intentar convertirlas en buenas en el próximo partido que será ante el Mallorca, un rival que no les pondrá las cosas fáciles, por lo que tanto jugadores como cuerpo técnico tienen una semana de gran trabajo por delante.



Fotos: LaLiga

Gol de Babin

ZONA MIXTA

RUEDA DE PRENSA

NO TE PIERDAS EL LUNES AHORA SPORTING!

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE







Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: