La amarga cara de la derrota

Segunda derrota consecutiva para el Sporting de José Alberto. Un equipo sin ambición ni reacción no supo imponerse ante el gol rival. Los desajustes tácticos comienzan pasar factura a los rojiblancos.



Indolente partido del Sporting en el estadio de Gran Canaria ante la UD Las Palmas que poco tuvo que hacer para llevarse los tres puntos. Seis puntos de quince en juego es un bagaje insuficiente para las aspiraciones deportivas del equipo que se aleja de las posiciones de playoff. Segunda derrota de los de José Alberto y primera fuera del técnico asturiano.



Comenzaba el partido a las 20:30h en el estadio de Gran Canaria entre dos equipos en similar dinámica, José Alberto volvía a dar entrada a Carmona en banda derecha y Pablo Pérez acompañaba a Ález Alegría en el ataque por la baja de Djurdjevic. En lugar de Peybernes entraba Álex Pérez y en el lateral izquierdo Carlos Cordero por la ausencia de Canella. La manija del juego recaía sobre Cristian Salvador y Hernán Santana que volvía su casa, en el extremo izquierdo era Aitor quien salía de titular. Comienzo atípico con una ocasión y córner nada más comenzar, ni si quiera se había jugado ni un minuto, pero el control del juego comenzaba ya a ser del equipo local. Cristian Salvador veía una tarjeta amarilla por un agarrón en el centro del campo se vio superado la mayor parte del encuentro, al igual que Hernán Santana que acabaría la primera parte también amonestado. La jugada más peligrosa del Sporting estuvo rematada por Álex Alegría con pierna izquierda que se iba fuera por muy poco tras un centro de Geraldes, el jugador más activo de los rojiblancos, hoy de verde. Las Palmas ganaba profundidad y llegadas por banda con Fidel y Danny Blum y el siempre peligroso Rubén Castro, del canario precisamente saldría la asistencia del primer y único tanto del partido, obra de Iñigo.R.De Galarreta en una contra de tres para uno tras el saque de una falta favorable al Sporting horriblemente sacada, ya no se movería el marcador.
El Sporting lo intentaba pero no conseguía nada más que cargarse de tarjetas para evitar la evolución de los jugadores amarillos, así se sumaban a la de Salvador, Geraldes, Cordero y Hernán. Muy tímida reacción de los de José Alberto al gol encajado que apenas inquietó a Raúl. Un remate de Timor y una intervención de Mariño desbarataron el aumento de goles en el marcador, se llegaba al descanso.



Foto: LaLiga

La segunda parte no supuso ningún cambio inicial por parte de José Alberto, salvo aumentar el control y el peso del partido al que rehusó la UD Las Palmas, replegándose a su campo y esperando las contras, aprovechando la velocidad de sus jugadores en bandas y las incorporaciones de sus laterales, sobre todo de Lemos del que partieron muchos de los centros peligrosos. Infructuosos eran los intentos del equipo para conseguir situaciones de peligro, no se acertaban los pases, ni en el juego directo ni el balón parado, aunque por suerte se mermó la opción de contra del rival como sucedió en el tanto de los locales. Se hacían cambios para intentar despertar al equipo, Ivi y Lod eran los primeros para relevar a un desafortunado Álex Alegría y un insulso Aitor, mientras Diego Mariño ya había tenido que solventar con dos acciones que Las Palmas no aumentara el resultado. Era Ivi López, el que disparaba a puerta, el balón golpeaba en la espalda de un rival y conseguía la primera intervención de Raúl que evitó que el balón se introdujera en la portería. Paco Herrera daba entrada a los más veteranos que ralentizaban el partido a su antojo con el beneplácito del colegiado, poco fútbol se vio y poco ofreció el Sporting, incuso con la entrada de Traver por Salvador en lo que ya era un todo o nada. Y nada fue, un disparo telegrafiado de Robin Lod y dos “achuchones” al área bien defendidos por la zaga amarilla. El Sporting iba a disponer de una última opción, una falta lejana que iba a poner en juego Ivi López en la que hasta Mariño subía a rematar pero el jugador decidió por un absurdo disparo directo que impactó en le barrera, final del partido.


Un Sporting a nueve puntos del objetivo mínimo que está cerca de hacer una de las campañas mas mediocres de los últimos años, décimo segundo con muy pocas aspiraciones salvo los puntos en juego, porque precisamente de esto último ya no se acuerda, de jugar. Pocas soluciones, menos arrestos y alguna carencia de actitud dejan al equipo con un lastre de derrotas importantes en esta campaña que tiene visos de convertirse en insufrible y agónica hasta el mes de Junio.


RUEDA DE PRENSA 



Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: