Estás leyendo
Categoría > Fútbol modesto > En la cuerda floja

En la cuerda floja

Semana especial para el Gijón Industrial que jugará un total de dos partidos, el primero se disputó en la tarde noche de hoy ante el Praviano y el último será el Domingo ante el Caudal.




Un día de San Valentín especial para los enamorados del Gijón Industrial y del Praviano, ya que podrían desplazarse hasta la Figalona II y ver jugar a sus adorados equipos. Una tarde noche despejada, con muchas estrellas pero con un frío bastante intenso que obligaba a los amantes del fútbol llevar abundante ropa de abrigo para combatir las bajas temperaturas.
A las ocho de la tarde el árbitro acerba el silbato a la boca para indicar que el partido comenzaba. Empezaban fuerte los de Chiqui de Paz que a tan solo un minuto de iniciar el juego obligaban a Raul Paulino hacer una intervención y retener el balón para que el marcador no se abriera a favor de los visitantes. Un mal gesto de Peláez era sancionado en el minuto siete con una tarjeta amarilla. Un cuarto de hora después de comenzar el partido intentaba el Praviano crear ocasiones de peligro y así lo hacía, dando un susto de infarto a la afición visitante con un centro que se desviaba de la portería por centímetros. Con un conjunto local mucho más agresivo los de Gijón no lograban conquistar la pelota para dominar el encuentro. Tanta era la insistencia del Praviano que en el minuto 21 tras una jugada un poco loca y un fallo defensivo hacía que Javi Guitierrez pudiera llegar a portería y anotar el primer gol del partido dando el 1-0. El conjunto local se hacía con los dominios del encuentro llegando constantemente a portería y haciendo intervenir en varias ocasiones a Iván Llamas para impedir que la ventaja local fuera más abultada.  No se achicaban los fabriles que intentaban llevarse la pelota constantemente, luchando por intentar empatar el encuentro. Varios centros de Naya podían haber dado el 1-1, pero faltó un poco de precisión, aún así el equipo no se venía abajo y cada vez que robaban un balón intentaban anotar ese gol tan ansiado. La última oportunidad de la primera mitad la tenía el Gijón Industrial con una falta peligrosa a su favor que colocaba Pelaéz pero que no se conseguía finalizar. Sin más nada que resaltar e llegaba al final de la primera parte.




Tras un descanso obligatorio y necesario los árbitros y jugadores volvían a saltar al terreno de juego. Los inicios eran parecidos a los del primer tiempo. Lo intentaba Naya segundos después del inicio de la segunda mitad,pero no tenía la puntería suficiente y en balón se iba fuera de la portería. En el minuto 50 un jugador del Praviano cometía una falta involuntaria, tras un salto daba con la mano en el balón y el colegiado no dudaba en pitar esa acción como falta a favor del Gijón Industrial, pero la jugada no lograba llevar al empate. En el minuto 56 el Praviano lograba anotar el segundo gol del partido, aunque este no era contabilizado en el marcador puesto que el colegiado señalaba una falta cometida previamente sobre el guardameta visitante, por lo que el gol era anulado. Con los nervios a flor de piel ambos conjuntos aceleraban las pulsaciones y el ritmo, tanto que en el minuto 60 el árbitro sacaba dos tarjetas amarillas a dos jugadores del Praviano, concretamente a Luis y Juanma, una por cometer una falta y la otra por protestar. La falta era peligrosa y sería Pablo Acebal el que se encargaría de colocar el esférico que fue directo a la barrera del rival, pero la jugada continuó y acabo con un córner a favor de los fabriles que nadie finalizó. Casi entrados ya en el minuto 70 Eloy quería dar un golpe sobre la mesa y marcar el segundo gol del encuentro que le diera más ventaja al conjunto local, pero el balón se iba muy por encima de la portería de Iván Llamas. Los minutos seguían corriendo y los nervios y la tensión aumentaba y con ello aumentaban también las jugadas bruscas, en este caso era Naya el apercibido con tarjeta amarilla y el Praviano el favorecido con una falta desde el medio del campo que no lograron aprovechar. En el 73 llegaba el primer cambio fabril, se retiraba Aser y saltaba al campo Miguel, pocos minutos después el conjunto local realizaba también su primer cambio quitando a Ruben y llamando a Semedo. A tan solo 10 minutos del final y con la sangre caliente por no lograr tablas en el marcador Chiqui era amonestado por el árbitro del encuentro. En el minuto 81 se producía el segundo cambio local, se retiraba Dani Corgo y entraba Aitor. El último cambio de Jose Manuel Menendez Erimi se producía a siete minutos del final, se retiraba Eloy y entraba Julià. Cuando todo parecía ya haberse acabado el Gijón Industrial tenía una última oportunidad antes del minuto 90, ya que se les concedía una falta peligrosa que no colocaban de la mejor forma y acababa con una contra que se cortaba a mitad de camino.  Davis, del Praviano, era amonestado con cartulina amarilla en el minuto 88. En el tiempo de descuento se producía un cambio obligado, ya que un choque entre un jugador del Praviano y Pablo Hernádez le producía una herida a este en la cabeza, una herida sin gravedad pero aún así se sustituía a este jugador por Diego. En la recta final el partido se volvía muy rápido haciendo imposible la realización de jugadas limpias. Pasados cinco minutos por encima del tiempo reglamentario el encuentro se finalizaba con un 1-0 a favor del Praviano.

Difícil situación por la que está pasando el Gijón Industrial que asume su tercera derrota consecutiva tras la entrada de su nuevo entrenador Chiqui de Paz. El conjunto de Gijón se mantiene fuera del descenso pero con los mismo puntos que el Universidad de Oviedo, quien ocupa el puesto por debajo. El Praviano sin embargo, tiene una situación tranquila, situándose en el noveno puesto de la clasificación.

El próximo partido al que se enfrentará el Praviano será ante el Llanera en casa. El Gijón Industrial deberá a enfrentarse en Santa Cruz al Caudal, un rival muy duro.



Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: