Se acabó la temporada para el Sporting a falta de un intrascendente encuentro en el que “sólo” queda por jugarse el puesto y la historia más negativa de la categoría. La última derrota dejó secuelas importantes para la plantilla y el técnico.



El respeto se gana, la honestidad se aprecia, la confianza se adquiere y la lealtad se devuelve; Aitor,Pedro, Manu, Nacho Méndez. ” Los grandes logros no son hechos por la fuerza sino por la perseverancia “. Año tras año se repite la misma historia, salvo excepción de los nombrados, de palabra, obra u omisión, futbolistas de todos los pelajes realizan sus mejores esfuerzos fuera del campo para vestir la camiseta de nuestro querido Real Sporting de Gijón, SAD.
Lágrimas, lamentos, presuntas ofertas,… todo vale para sembrar el miedo en la afición, en el club y conseguir buenos contratos. Una práctica plenamente especulativa que raya a veces en la pura extorsión. Pronto llegará el periodista amigo para borrar esa realidad mercenaria y volver a vestir al jugador con ropa de amor al club. La camiseta del Real Sporting de Gijón no es para cualquier jugador, cuando se ponen la camiseta parece que tienen colgada un ancla. ” El trabajo en equipo es la capacidad de unos esfuerzos hacia una visión común “.




La plantilla está formada por jugadores fríos que no merecen estar en este club. En estos momentos, no merecen ningún respeto hasta que no demuestren lo contrario, jugadores apáticos nunca pueden representar este club. ” El barco no avanza si cada uno está remando en una dirección diferente “.
Estoy harto de dar la cara por este escudo, siempre he defendido a muerte este club, pero tengo la sensación que los futbolistas se están riendo de mí y de toda la afición, eso no estoy dispuesto a consentirlo. Me indigna cuando un jugador se pone la camiseta del Real Sporting con apatía y desgana. ” El compromiso es un acto, no una palabra “.

Berto García 

TE AYUDAMOS







Admin

Por Admin

Emisora de radio #AlláDondeEstés

Hola!