De decepción en decepción

El Sporting vuelve a perder fuera de Gijón y da imagen de un equipo ineficaz en ataque que no crea ocasiones. El equipo compite la primera mitad pero en la segunda se diluye hasta desaparecer del terreno de juego. Un punto de nueve posibles es un bagaje escaso para los objetivos del club.



Foto:LaLiga

Decepción es la palabra que resume estas seis primeras jornadas de liga, un punto fuera de casa de nueve posibles y siete de nueve en casa hacen que se tambaleen los pronósticos más optimistas. El Sporting sólo ha sido superior a equipos con objetivos inferiores y con diferentes circunstancias, Nastic y Extremadura en El Molinón Enrique Castro Quini fueron las únicas victorias en las seis jornadas disputadas. Más allá de los resultados el equipo no sabe jugar con balón, se precipita, no sabe jugar sin él, se parte en una presión alocada, los planteamientos se hacen con una idea de partido que luego dista de la realidad y a todo ello se le suma que hay jugadores que no dan el nivel suficiente. El mensaje de Baraja no cala durante los partidos cuando pide una cosa al equipo y este hace otra, en definitiva la imagen ofrecida está por debajo de las perspectivas hace escasamente un mes.



Foto:LaLiga

Rescatable del encuentro en El Sadar es la actuación de Salvador, Babin, Sousa y Mariño que supieron actuar en sus facetas. El canterano entró bien en el partido pero no encontró ningún socio para elaborar juego, Sousa demasiado caído a banda siempre participativo y peleón, Nacho Méndez completamente desubicado y muy acelerado, Robin Lod actuación insuficiente y Álvaro Jiménez extremadamente acelerado y protestón. Esa la parte del centro del campo, en la ofensiva totalmente ausentes con un Djurdjevic aislado y desesperado con ninguna aportación al juego, no es delantero para el tipo de juego que están generando sus compañeros, esperemos encuentre sitio. La parte de la defensa, destaca la figura de Babin, siempre atento a los cortes y salvando varias ocasiones, tuvo que ayudar en exceso a un Canella inoperante. Álex Pérez mejor que no tenga que pensar con el balón en los pies, su dupla con Molinero en la derecha fue totalmente sobrepasada. Un Mariño correcto nada pudo hacer en el gol, salvo haber colocado un hombre más en la barrera, quizás para nada, golazo del ex del Sporting, Rubén García.

Foto:LaLiga

Los cambios nuevamente desafortunados, 11 incorporaciones al equipo no pueden someter a Carmona en la banda izquierda donde pierde el 50% de su potencial, Geraldes sustituyó a Molinero, tocado y con una amarilla y debutó Nick Blackman al que prácticamente no se le puede evaluar. En definitiva Rubén Baraja queda tocado tras la derrota ante Osasuna porque el equipo ni juega ni compite, sólo deambula por el campo sin ideas ni criterio y no hay un jugador, ni uno sólo en toda la platilla, que desequilibre, que dispare o que al menos haga que el rival retroceda. Un equipo que no reacciona a las adversidades que pretende ganar por inspiración divina o por errores del contrario. El Sporting recibirá a la UD Las Palmas el próximo Sábado a las 18:00h en El Molinón Enrique Castro Quini con muchísimas dudas y afrontando un partido que finalizará con la pequeña “cumbre” de teóricamente favoritos al ascenso, Deportivo, Numancia y Osasuna sacaron tajada, veremos los amarillos. Se acabó el verano y comienza el otoño que es cuando las hojas que parecían firmes en primavera se empiezan a marchitar, que nos vaya bien.

 VÍDEO RUEDA DE PRENSA:

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: