La Selección española dirigida por Luis Enrique se clasifica para la Final Four de la Nations League después de una victoria histórica ante Alemania. Hasta el momento había más sombras que luces en un conjunto en plena transición que sólo dejaba pinceladas de su nivel.



Comentábamos en el último programa de Ahora España si había ganas de España o no. Hay gente a la que le gusta ver a la selección sólo en los grandes torneos, en los de verdad, no en este mal chiste sacado de la manga que no hace sino sobrecargar el calendario innecesariamente y más en esta temporada tan extraña que estamos viviendo. A otros les pasará como a un servidor y siempre le gusta ver al equipo de su país sea cuando sea. Sin embargo llegábamos a estos partidos con un pero bastante importante llamado ilusión y una selección que no engancha a nadie.
Decía Luis Enrique en las ruedas de prensa tras los partidos ante Holanda y Suiza que no estaba preocupado, que estaba contento con lo que había visto y no se atisbaba duda alguna en sus palabras. Confianza ciega en su idea, presión alta, dominio del balón a través de la posesión, etc. , sabe lo que quiere y como quiere. En mi caso, el de un simple aficionado, las sensaciones para nada eran las mejores y me preocupaba bastante lo que transmitía la selección en el campo. No me divertía ni veía nada que me llevara a pensar lo contrario empezando a recordar viejos fantasmas de años atrás.
Esta sensación ha saltado por los aires, Luis Enrique ha dado un puñetazo en la mesa y ha dejado claro que él es quien marca el camino, que su idea es la ideal y que no tengamos ninguna duda. En un partido brillante, histórico, memorable, etc., ha goleado a la Alemania de Joachim Löw, infligiendo una de las mayores derrotas de su historia. No recibía la selección alemana 6 goles o más desde el Mundial de 1954 donde cayeron derrotados por un contundente 8-3 ante la gran Hungría de Puskas, una de las mejores selecciones de la historia, y no perdían con un 6 – 0 desde 1931.

Ayer hemos visto una España totalmente diferente, sin una pizca de apatía, indiferencia o dejadez con la que la habíamos visto en anteriores partidos. Ha sido un cambio notable, con una selección española con ganas, fuerte, llevando la iniciativa y con un Ferrán Torres y Álvaro Morata cargando de razones al seleccionador. Podríamos estar hablando de muchos nombres que hoy han dado un paso adelante y dando motivos al seleccionador para seguir confiando en ellos, o podríamos decir que al fin que se ha dado con la tecla y el engranaje que le faltaba al mister empieza a funcionar.
Sé que sólo es un partido, que queda mucho trabajo por delante y que el verdadero objetivo es más grande todavía, pero como dice un amigo mio, esta España sí engancha. ¡Que razón tienes Lucho! Gracias por despertar mi ilusión.

Jose Manuel Iglesias



ESTA NOCHE

¿TE VIENES?








Admin

Por Admin

Emisora de radio #AlláDondeEstés

Deja un comentario

Hola!