“Yo creo que estamos creciendo todos juntos”

Hugo Pérez Minero, es un futbolista de Tercera División, tiene 22 años y pertenece actualmente al Gijón Industrial, donde lleva desde la temporada 2015/2016. Durante un año, concretamente la temporada 2014/2015, formó parte de la plantilla del Real Sporting de Gijón B, también formo parte de los rojiblancos desde su etapa juvenil.



    • Radio Sporting: ¿Podrías resaltarme una anécdota importante de tus primeros días como jugador de fútbol?
    • Hugo Pérez: Una anécdota importante, bueno pero es que es una anécdota mala, bueno mala por un lado y buena por otro, me acuerdo en pre –benjamines, en pista que quedamos campeones de Asturias, jugamos contra el Juventud de Estadio la final y ganamos 3-1 o 4-1, bueno algo así, me acuerdo que jugué fatal y de aquella si jugaba mal me enfadaba mucho y acabo el partido y llore, estaba llorando y tal y pintaron a todos el pelo de rojo, de celebración y demás y yo no quise pintarlo por miedo a que mis padres me riñesen por a ver jugado mal y pintarme el pelo y tengo todas las fotos en casa en un cuadro y salen todos con el pelo rojo menos yo.
    • RS: ¿Te acuerdas cuándo compraste tus primeras botas?
    • HP: Pues, de fútbol sala no, pero yo me acuerdo que de fútbol campo sí, porque me hacía mucha ilusión pasar de tener las botas de fútbol sala a tener de fútbol campo y creo que las fui a comprar con mi abuelo y las estrene, me acuerdo, en el Lauredal, fui con mi padre un día y era porque me decía yo joder la sensación de darle al balón, de tocar la pelota con los tacos y demás, como será eso y me acuerdo que fui una tarde nada más comprarlas. Las de sala no, pero las de campo sí, creo que me hizo una ilusión de la leche, como un crío pequeño estaba. Sí porque además yo decía, veo a todos los de la tele jugando con las de tacos y tal, y no tengo yo ningunas y cuando las compre que pase a campo, para mí era aquello algo nuevo y me presto mucho.
    • RS: ¿Cual crees que es la edad idónea para empezar a jugar si quieres llegar a la categoría donde estas tu ahora?
    • HP: Yo eso de edades para empezar a jugar, no me parece a mí que sea algo importante, no porque empieces antes vas a llegar más lejos, vaya, porque puedes empezar desde pequeñín y das para lo que das, no das para más, yo me acuerdo que tenía un compañero, que ahora está en el Vetusta y debuto con el primer equipo del Oviedo y tal, y empezó a jugar con 12 años o así, jugaba a tenis y le dijeron oye porque no juegas a fútbol y dijo venga va voy a jugar y mira ahora juega en Segunda B y debutó en Segunda y yo llevo desde los cinco y mira, no se le dar al balón casi, así que imagínate, (ríe), no, lo de la edad no me parece que sea algo importante, sí que es verdad que la gente que dura mucho tiempo jugando, hasta los treinta y muchos es porque de verdad le gusta y seguramente esa gente haya empezado súper pronto con cinco o seis años, y la gente que empieza con 12 o 13 porque es la moda y demás me parece a mí, que si no le va bien en el fútbol muy rápido se cansa y lo deja, no creo que les guste. A mí me llamaba la atención desde pequeño y con 30 espero seguir dándole patadas aunque sea en Segunda Regional, que eso es lo de menos.
    • RS: ¿Echas en falta algo a día de hoy qué tuvieras o sintieras en un terreno de juego en tu etapa de inicio?
    • HP: No, porque, va cuando eres pequeño tienes así como la ilusión y todo eso, pero no la perdí, todo lo contrario… además algo que no pensé que fuera importante, pero el año que bajamos a Preferente, estando en esa categoría y joder, me hacía una ilusión de la leche y estaba súper feliz, fue un año súper guapo. Este año por ejemplo valoró y valoré mucho más jugar en Tercera que el primer año que salí de Mareo, porque va salí de Mareo y bueno, juegas en tercera… no porque tuviera expectativas de más, pero en plan bueno estas en Tercera sin más, pero baje a Preferente y me dije, joder que jugar en Tercera tampoco es tontería, que no juega todo el mundo, ¿sabes? Entonces el año pasado lo valoré muchísimo, en el sentido de decir, bueno oye estoy en Tercera, que no todo el mundo puede decirlo, que la gente le dices que juegas en Tercera y el que no entiende, se queda en plan y a mí que me dices, que tienes cuatro divisiones por encima… pero jugar en Tercera a mí me hace ilusión, para mi es mucha ilusión, el otro día fuimos a jugar a Mieres y yo estaba jugando contra Prosi y esta gente en medio campo que yo hace cuatro años estaba sentado en el sofá viendo un ascenso a Segunda División donde jugaba Prosi, y decía joder papá vaya como juega Prosi, vaya como juega Annunziata debutando en el Tartiere contra el Oviedo, y ahora yo estoy jugando contra ellos, que bueno, quieras que no, para mi es algo súper chulo.
    • RS: ¿Recuerdas tú momento más duro de tu infancia futbolísticamente hablando?
    • HP: Pues… no tuve muchos, en mi vida me lesioné, te lo juro, bueno es que era de muy pequeño, tuve pubis y casi me tienen que operar, que estuve muy fastidiado, estaba en el Veriña, era súper pequeño y estuve tres o cuatro meses me acuerdo, venían los del equipo con sus padres a verme a casa y tal, porque estaba fastidiado de vedad y estuve a punto de operarme, porque además no sabían lo que era y no me encontraban nada. Yo creo que puede decirse que fue ese mi peor momento, porque luego en mi vida tuve ni un esguince.
    • RS: ¿A qué edad consideras que se llega a la madurez deportiva?
    • HP: Pues yo creo que depende de cada uno, yo no me considero maduro deportivamente, ni en la vida misma, pero no sé, por ejemplo la gente de mi equipo que tiene treinta y pocos, Charly, Peláez, esta gente, de mi equipo, Vilches sobre todo también, por ejemplo Charly que tiene 32, una cosa así, a mí me parece que está en el punto de que lo valora absolutamente todo. Porque yo, por ejemplo creo, hablando por mí, que me podría cuidar muchísimo más y poder llegar a dar algo más y estar mucho mejor físicamente, cuidarme los fines de semana, la alimentación y todo eso y no lo hago y eso me lo decía él, yo no lo hacía, pero te llega un momento que, luego dices o lo hago o paro y al final lo acabas haciendo y piensas, si lo hicieras 10 años antes, que hubiera pasado, y no lo sabes, pero… Yo no me considero maduro por eso, porque podría hacer muchísimas cosas en favor a mí que al final no hago porque no quiero, pero, yo creo que con los años, con 30-31 cuando ya empiezas a trabajar, a ver que las cosas te cuestan de verdad, no ir a clase, dormir la siesta y luego ir a entrenar… Yo creo que con 30 o así, cuando tienes una familia, que ya se complica todo.
    • RS: ¿Cómo fue el cambio de jugar en Mareo a jugar en Santa Cruz?
    • HP: Bueno pues, a ver cambio hay, de infraestructuras y todo eso, que pasas de tenerlo todo, absolutamente todo a tener pues las cosas básicas, además cuando yo llegue estaba todo un poco manga por hombro, entre las obras de Santa Cruz, que si se arreglaba el frontón y teníamos que jugar allí, pero también es verdad que yo ya sabía en donde me metía, porque yo soy de toda la vida de aquí, con lo cual el 90% de mis amigos jugaron en el Industrial, entonces ya lo sabía.. Con lo cual no te sorprende porque no es algo que te esperes mucho y luego digas joder vaya bajón, pues no, yo sabía lo que había, que de vez en cuando tenía que llenarme de barro, que otras veces no igual no había agua caliente u otros días se iba la luz, pero al final yo sabía lo que había, no es algo que dices tú, bueno vengo de Mareo y busco comodidad y tenerlo todo, pues no, además estoy al lado de casa, no me puedo quejar
    • RS: ¿Tú mejor y peor partido en el Industrial?
    • HP: Peores muchos, el mejor el del ascenso 100% vaya, porque, bueno por lo que fue, no porque jugara bien o mal, porque nunca había vivido un ascenso y es algo que no vive mucha gente y encima con el bajón del año de anterior de haber bajado, me pareció súper chulo, el campo estaba lleno, pero 500-600 personas habría más que fácil, me pareció el mejor partido con diferencia. El peor el del descenso porque es que además yo fui o todo o nada, el primer año descendí y el segundo ascendí, el tercero me mantuve ahí de milagro y este no sé, tocaba Play Off, pero no tiene pinta. (risas) El peor el del descenso porque además éramos todos súper jóvenes y yo me acuerdo, que éramos siete cedidos de mareo que teníamos 18 años recién cumplidos y estábamos con gente súper veterana, estaba Queipo, Alex, Charly y demás y te sentías mal, porque decías llegue aquí y bajamos al equipo, que es difícil pasas de Mareo de ganarlo todo y pum! en la frente, ala! a Preferente. El del ascenso fue súper chulo, nos costó, para mi teníamos el mejor equipo de la categoría, pero nos costó muchísimo, la gente decía pero si estos son muy malos, pero no los ganábamos y teníamos un equipazo y empatabas y al final me acuerdo que ganamos al Valdesoto en casa y le sacábamos al cuarto 13 o 14 puntos y tuvimos siete jornadas seguidas sin ganar después de este partido y me acuerdo que nos pasaron todos, al final una carambola allí, la penúltima jornada que ganamos perdieron otros, una cosa rara y nos dijeron ala! que si ganáis el último partido en casa subís, pero bueno de milagro, que si no, tendríamoa que ir a Roces a jugar allí el ascenso, contra ellos. Pero el equipo lo mereció, ese año, para mí fue el mejor año de disfrutar, me pareció un año increíble, con la gente que había hicimos un grupo increíble, todavía ahora, somos amigos quedamos y salimos cada poco, somos unos cuantos que nos llamamos La Portuguesada, Los Portugueses, que así nos llamaba Viti y genial vaya, al fin del mundo.
    • RS: ¿Cómo equipo, que crees que es lo más positivo del Industrial? ¿Y lo más negativo?
    • HP: Lo más negativo, nada, al contrario, positivo que somos una familia, puede sonar a tópico, pero es así, al menos yo, con las personas del equipo así lo siento, los demás no se conmigo, somos un piña, me parece que somos súper familiares, súper cercanos, con Viti también, al final la esencia del Indus es eso, que más que traer gente buena o mala, es que somos una piña, mucha gente me lo dice, oye que haces hoy, pues nada tengo cena de equipo, y siempre me dicen ¿Otra?, no se estoy acostumbrado desde que llegue al Indus a hacer una cena cada dos semanas, porque nos gusta juntarnos todos, los viernes quedamos después de entrenar en El Frontón, para tomar una cerveza todos los que puedan, estamos allí hasta cuando cuadre, la mitad de las veces quedamos después de entrenar para tomar algo, yo creo que eso en la mitad de los equipos de Asturias no se hace. Note mucho el cambio de Mareo al Indus, porque la gente en Mareo va a su bola, cada uno va a intentar hacerlo lo mejor posible y ya y aquí es más cercano, más de andar por casa, que al final miras para el de al lado e intentas ayudar en todo.
    • RS: ¿Cómo ha sido tu vida en el Gijón Industrial, tras vivir en Regional y en Tercera División?
    • HP: Yo creo que similares todas, porque al final coincidió también que éramos casi todos lo mismo, incluso el mismo entrenador quitando las primeras jornadas del primer año que estuve, que luego a la jornada 10 creo que lo echaron y llego Viti. Entonces yo creo que no cambio nada, porque la forma de plantear los partidos, la forma del club y todo, yo creo que fue siempre la misma. Es verdad que ahora, tengo una imagen diferente del club porque yo creo que está creciendo muchísimo, que están haciendo las cosas súper bien y antes era, bueno pues una chapuza y ahora medianamente las cosas están yendo muy bien y si siguen así yo creo que van a crecer muchísimo, con el barrio que tiene y la gente que tiene debería de ser puntero en Asturias, no solo en Gijón, pero yo creo que esta por el camino de ello, la dimensión que está cogiendo el Industrial ahora, antes no la había y lo valoras. Antes se tenía una percepción del club un poco barrio bajera y ahora yo creo que la repercusión en todos los sentidos es buena y eso nos favorece a nosotros también, yo creo que estamos creciendo todos juntos.
    • RS: ¿Qué cualidades podrías destacar de tu entrenador?
    • HP: Yo lo hable muchas veces con mis amigos, creo que con gente del equipo no, o no sé, para mí no es mi entrenador es mi psicólogo prácticamente, porque todo lo que sabe de fútbol lo sabe trasmitir, puede saber más o menos que cualquiera pero sabe trasmitir, yo no le veo como un entrenador porque si tienes algún problema esta Viti, si tienes algo bueno, está Viti, si necesitas arroz en casa o azúcar porque no tienes en casa, puedes llamar a Viti, yo lo veo como alguien , no se es una cosa súper extraña, tiene un trato con nosotros, como si fuera uno del vestuario, lo bueno que tiene es que sabe meterse con nosotros, porque está con nosotros en el vestuario, la comedia y todo lo que quieras, pero luego sabe distinguir y nosotros también por nuestra parte, cuando es entrenador y cuando es amigo. Te dice viste no sé qué en la tele ayer, te estas descojonando y luego te dice Hugo o te pones a hacer esto o el Domingo te sientas, el Viernes a mí me dijo después de entrenar, cuando estábamos en El Frontón y me iba “¿Dónde vas?” Y le digo para casa y me dice “¿De vedad vas a ir para casa?” y yo que sí, y me dice “ Como salgas y vengas el domingo tieso, ya viste lo que te paso los dos primeros partidos de Liga, se te va a quedar el culo cuadrado” y es que es verdad y te lo dice con su mejor sonrisa, pero es así, pero luego si yo necesito algo y dentro de unos años, no estoy con Viti por lo que sea, yo le llamo a él, no al entrenador de hace 6-7 años.
    • RS: ¿Si algo va mal en un partido, de todos vosotros, quién se encarga de animaros?
    • HP: Yo creo que depende del día, lo que pasa que al final los veteranos son los que tiran de todos, para lo bueno y para lo malo, Vilches, Peláez, Charly y esta gente al final son los que tienen la experiencia y los que si dicen arre, es arre y si dicen B es B y si dicen C, es C, si lo digo yo, bueno pues va, pero yo creo que los veteranos son los que siempre nos tiran un poco para arriba, en lo bueno pero sobre todo en lo malo, muchas veces hay gabinetes de crisis de estos de, oye esto no está funcionando o tal y al final llevan ellos la voz cantante. Yo creo que los jóvenes, al menos yo, no me atrevo a decir yo nada, porque quien soy yo para decir na, ¿sabes?, estas en el vestuario y dices, que voy a decir yo si van a decirme que soy el menos adecuado para decir nada y al final los mayores son los que tienen la voz cantante en ese sentido, los que más se lo curran al final, que ellos se cuidan muchísimo, se lo toman siempre súper enserio, si te dicen algo les tienes que decir si, porque llevan razón, y es así, ellos van siempre a ful con todos y replicarles… la voz cantante en lo bueno, pero como te digo sobre todo en lo malo, yo me acuerdo cuando el año pasado cuando perdimos en Valdesoto o algo así , la jornada 14 o así, íbamos últimos, pero últimos de que no salíamos de allí en la vida y me acuerdo que nos reunimos todos y tal, vino el presi y todos oye que pasa, que sucede y eso y luego nos dijeron cuatro cosas y luego al final tienes charlas con los del vestuario propio y me acuerdo que fueron los mayores los que nos dijeron oye esto igual que a veces va bien otras va mal, hacia adelante… te cogían a parte después, yo me acuerdo de hablar a parte muchas veces con Vilches y decirme “ qué Huguín que te pasa que no andes hijo” y yo bueno Vil, no se…y él me decía pues tienes que hacer esto, probar esto, mirar a ver si te pones, porque te necesitamos… me acuerdo de que con Vilches tuve dos o tres conversaciones, que al final dices tú joer que pesado Vilches, pero es verdad y tiene toda la razón. Me acuerdo una época que estaba fatal y coincidió que el equipo estaba fatal y me dijo un día a parte ahí en Santa Cruz, “Que Huguín, que te pasa” me acuerdo que yo estaba súper desanimado, pasando de todo y me decía no puedes pasar que te necesitamos y como conmigo con el resto, al final yo eso no lo hago pero ellos si lo hacen, sobre todo con los jóvenes que somos muchos.
    • RS: ¿Cómo crees que es de importante para ti el trabajo de un físio en el campo?
    • HP: Yo creo que en Tercera División, en otros niveles no sé, es principal, porque hay muchísima gente de mi equipo que necesita el Fisio sí o sí y Andrea, nuestra fisio, tiene su trabajo, sus que haceres y no puede venir todos los días, pero yo sé que gente del equipo que lo necesitarían todos los días, porque al final no te dedicas solo a esto, si fuera solo a esto no pasa nada, pero hay gente, por ejemplo Charly que esta ocho horas de pie diarias e igual acaba en Mieres cargado en un sitio, el Domingo a las ocho de la tarde y el Lunes a las siete de la mañana se levanta para estar ocho horas de pie, a jornada partida, con una cría, llega con mil cosas cargadas y al final necesita de la fisio, igual que él, el 80%, yo creo que si la mitad de la gente está bien el Domingo es gracias al fisio… hay muchas veces que igual ellos tienen que ir a parte porque necesitan tratarse… Charly muchas veces entra a las 08:30 a trabajar, pues va a las 07:30 al fisio a veces, cuando abre, va a la clínica donde trabaja Miguel, uno del equipo, y va a que le hagan algo a esa hora porque claro durante el día no tiene tiempo, sale a las siete de trabajar y a las ocho entrenamos… es inviable, al final para poder sobrevivir, jugar el domingo, entrenar todos los días y todo, si no tiene fisio olvídate… y nosotros porque somos jóvenes y no nos lesionamos, ni nos cargamos y al final vas tirando pero una persona que trabaja y ya tiene sus años y tal, que va, imagínate, Vilches, Vilches 38 años, es que yo creo que con 38 años no puedo ni correr, imagínate no tener fisio, es imposible.
    • RS: ¿Qué los medios, como nosotros, que se interesan en daros repercusión mediática, como lo sientes? ¿Te parece que es suficiente?
    • HP: Yo creo que suficiente no es, ni muchísimo menos, pero sí que creo que le pueden dar más, me parece una categoría súper guapa para poder cubrirla y poder hacer algo con ella pero que no se hace nada porque, sobre todo está como está porque la Federación, pues… Ahora sí que le está dando más bombo con el tema de Rubiales y yo creo que ahora si que se va a mirar más por ello, pero yo creo que hasta ahora estaba abandonada. Bueno ahora ya son detalles, por ejemplo, que tengamos un balón propio de categoría, que tengas un parche, que es una pijada y es una tontería, pero al final eso también llama la atención de los medios y que alguien como vosotros que se preocupe por ello, yo creo que más que para el espectador, es súper chulo para los jugadores, a mí me presta muchísimo entrar a leer una entrevista de Chopa (Berti), Varo o Pablo el del Ceares o quien sea, o mía, me parece increíble, algo que dices tú joer, mira algo como los de verdad, pero no se nos tiene nada de consideración. Es lo que te decía que no valoras de jugar en Tercera División, es que yo creo que la gente tiene una dimensión de la Tercera súper minoritaria y lo medios igual. Lo que hacéis vosotros me parece la leche, todo va ir a más no solo con entrevistas y tal, la gente al final lo va a seguir, yo creo que ahora no se sigue, porque no ay nada, estoy seguro que lo de Tele Asturias del Pelotu tiene una audiencia de la leche, no las sé, pero es lo único que hay y te da igual que sea bueno, malo o regular, porque es lo único que hay y con cosas como esta yo creo que por malo que sea, por precario que sea, por pocos medios que tengas, yo creo que lo va a ver a todo el mundo, al final vas a acabar consiguiendo patrocinios, audiencia, va a acabar generando dinero, porque lo vas a generar y es que la Tercera lo genera, lo que pasa que nadie quiere dar el paso, hasta ahora, que vosotros lo dais y encima por amor al arte, casi por así decirlo, pues mejor todavía. Creo que si seguís con ello vais a llegar a algo seguro, a algo en plan serio, de verdad, porque la gente te lo va a pedir y es súper chulo eso.
    • RS: ¿Si pudieras cambiar algo en el mundo del fútbol qué sería?
    • HP: Yo creo que no se moviese tanto por intereses, no en estos niveles, si no en intereses en niveles superiores, bueno yo creo que hasta en estos niveles hay intereses creados por todo el mundo, tu juegas porque tienes representante y es amigo de… yo juego porque conozco a no sé quién… y a niveles mayores pues, porque va a comisión con el otro y con el de la moto, me gustaría que fuera todo legal y súper de cara.
    • RS: La Tercera División es una categoría muy dura, ¿Crees que está en el lugar que le corresponde?
    • HP: No, osea es que no se valora nada, ni la categoría, ni los jugadores, ni nada, la Tercera la gente piensa que es ir a jugar al patio del colegio con los amigo y no. La Tercera tiene gente muy buena, clubes que se lo montan muy bien, tienen muy malas infraestructuras, porque yo veo la Tercera División Alemana o Inglesa o de sitios Europeos y digo joder, es que son ligas profesionales de verdad, luego vienes aquí y la organización que hay es un pifostio es como si juntas 10 equipos que son amigos todos y haces un torneo en la playa, pues parecido, es todo de andar por casa. Yo creo que ahora se está haciendo mucho mejor, sobre todo eso con la Federación Española que está metiendo mano y que yo creo que algo va a mejorar y va a tirar hacia adelante, pero es que hasta ahora era precario todo. Yo creo que los clubes pierden dinero con equipos en Tercera, yo creo que uno normal y corriente, pierde dinero, si lo gana es por el fútbol base, porque tu hijo paga la ficha, compra el chándal y una mochila y paga la cuota de 10€/mes o algo así y el padre se hace socio, pero no vive porque el Tercera genere dinero. Cuidar campo, vestuario, grada, instalaciones, pagar al personal, fichas, que no sé lo que costara mi ficha, luego si me sacan amarilla son 10€ o más, si me sacan roja 50 o 60, pagar a los linieres, a los árbitros que son 300€ por partido o así, es que es dinero por todos lados… yo creo que el Indus pierde dinero con nuestra categoría.
    • RS: ¿Entrenas o te gustaría entrenar a categorías inferiores?
    • HP: No entreno ninguna porque con lo del trabajo y eso no tengo tiempo, pero sí que es verdad que estuve a punto de coger el año pasado a un equipo del Indus, a unos benjamines que me ofrecieron y les dije que sí, el problema fue que me lo dijeron en Agosto y a la semana siguiente empecé a trabajar y les tuve que decir que no. Todavía me lo volvieron a ofrecer este año, si tenía un ratín dos días a la semana o algo pero no me lo da, sí que me gustaría además tengo a uno que trabaja conmigo que entrena a críos pre-benjamines y otro entrena a un equipo de fútbol sala de mayores, me encantaría porque el fútbol es mi vida, veo fútbol 24 horas, no entreno a nadie pero el sábado igual voy a ver un partido a no sé dónde porque juega tal, el domingo voy a ver a otro, al final estoy todo el día viendo fútbol, con lo cual me encantaría, ahora mismo no puedo, pero cuando tenga tiempo sí que me gustaría coger un equipo.
    • RS: ¿Qué supondría para ti dejar de jugar a fútbol en este momento?
    • HP: No puedo dejarlo, que va, que va, aunque sea jugar, uff..   no puedo, porque si que es verdad que descansamos un día a la semana y es verdad que me libero la cabeza, descanso, pero yo creo que las primeras semanas, como lo mítico de estar en vacaciones de verano.. luego pasan tres semanas y dices tu, y yo ¿Qué hago? si necesito estar jugando a fútbol, hay días que te da la vara a ir a entrenar porque llegas cansado, pero al final esa cosa de ir a entrenar de estar con la gente del contacto de todos los días con los compañeros, no podría dejarlo nunca… yo que se los domingos, te levantas oye tengo que comer antes para ir a jugar a no sé donde, no podría estar un fin de entero en plan el Sábado vamos a tomar algo y el Domingo también que no tengo nada que hacer, no, yo quiero ir a jugar, es un hábito ya, no podría vivir sin ello, el día que lo deje iré a echar pachangas con los amigos, pero voy a seguir vinculado a ello al 100%, no podría dejarlo vaya, inviable.
  • RS: ¿Qué es el fútbol para ti?
  • HP: Mi vida, el 90% de los amigos que tengo, de los conocidos, de lo que me rodea, es fútbol, osea, el chico que me dijo que mandara el currículum a donde estoy trabajando, lo conocí jugando a fútbol y mi padre jugó con su padre y al final lo conocí gracias a mi padre y a su padre. Mi padre jugó a fútbol, jugó en Segunda B y demás, pero bueno al final no llego a nada, mi abuelo también jugó a fútbol y yo juego… mi grupo de amigos quitando tres o cuatros amigos del barrio que tengo aquí de la infancia de toda la vida, los demás, el grupo que tengo de seis, siete amigos, que me voy con ellos en verano, del fútbol, que al final sé que le día que me case van a venir a mi boda, los hice en Mareo, al final a uno le echaron, el otro se fue a tal sitio pero al final es todo fútbol, no puedes decir que no. Mi madre, mi padre, conocen gente de amigos, de quedar con ellos para tomar unas sidras gracias al fútbol, de que iban a verme, jugaba yo con el hijo y al final no sé qué y no sé cuánto… mi vida y todo lo que me rodea es fútbol, no hay otra cosa y creo que para una persona jugar a fútbol es la leche porque yo tengo gente que no sale de su círculo de cuatro o cinco personas que tienen porque tampoco tienen la opción de poder abrirse a mas, tienes amigos en todos lados, que al final son conocidos pero que mis amigos de verdad son gracias al fútbol.





Muchas gracias Hugo Pérez por dedicarme tu día de descanso para la realización de esta entrevista, gracias también por tu amabilidad y gracias de nuevo al Gijón Industrial por su colaboración.

Apostamos por el fútbol modesto !!!

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: