Que paren el fútbol que yo me bajo

Llevo días olvidando una derrota de la que casi nadie habla ni de sus formas ni de su fondo. Y es que parece teledirigido todo lo que ha sucedido estas últimas horas.tebas
Primero está el asunto Tebas y su reelección, tanto que su en teoría rival tira la toalla sin que haya combate, los avales así declaran a Tebas campeón sin salir al ring.
Lo más llamativo del asunto es ver como unos y otros se apresuran a dar el “ok” o todo lo contrario, dejar claro que no están con el mandatario de la Liga, tan inútil una cosa como la otra, ya que la sartén por el mango ya la tienen otros que deciden por nosotros. Lo único por dejar claro que muchos estamos en contra de la decisión tomada, y otros están con los ganadores.
¿Es Tebas tan culpable de los males del fútbol como creemos?, o solo ¿es el culpable de que el fútbol ya no es como nosotros queremos?. Yo no se cual es mejor fútbol si el de ahora o el de antes, pero si me hablan de disfrutar en un campo, sin duda me vuelvo a los 90.
Los tiempos cambian, las equipaciones, hasta los balones de este bendito deporte y sin embargo creen que por decir “NO” a Tebas se cierra la puerta al progreso, al dinero, al reparto del pastel, es por este señor por el que el Sporting puede presumir del presupuesto más alto de su historia y no se cuantos beneficios mas. Injusticias mas bien que permiten rozar el coma etílico en los palcos y exigir abstemios en los tornos, donde la libertad de expresión tiene cada vez menos cabida, donde en una balanza entre un socio de toda la vida y un espectador de un país lejano, miren ustedes donde quedamos, y lo peor de todo tenemos que creer que es por nuestro bien, pues mire señor Tebas, ya puestos que me den mi gorra con alitas, mi señor con perritos calientes y Coca-cola y ponga marcadores con animaciones.
cuellarYa para colmo de nuestros males, sale un pie de video, que luego cambió pero mantuvo el enlace, que luego se volvió a poner y que a día de hoy se quiere mantener, si, me refiero a la llegada del Sporting a Riazor que desde “Bienvenido Mister Marshall” no recuerdo una entrada igual.
El asunto lo conocéis todos no lo vuelvo a explicar, me da pavor meterme con ese periódico porque a algún colectivo mafioso-camorrista deben de pertenecer que nadie, ni siquiera el club son capaces de pedirles explicaciones y rectificaciones. Cuellar solo ante el peligro al pie del cañón hablando en su idioma, que no veo porque hay que usar otro ya que el Castellano es muy rico en vocabulario y expresiones, hace lo que muchos pensamos de ellos, sacudirlos en público nada de privacidad ni pactos, a la cara como se hizo toda la vida.
Y del resto, mejor no hablar, testigos presenciales que aluden a no se que decisión de si es personal o no, que si voto de silencio y demás sandeces y que cuando tuvieron ocasión bien sacaron el dedo o la pluma acusadora, ahora se amparan a no se que ¿ética?, solo algunos demuestran que están para contar la verdad.
O algo hay contra Cuellar de antaño o bien este verano sin filtraciones de fichajes, comedias socarronas y comentarios entre bastidores, perdisteis el poder que desde dentro se os dió. Alguno vale mas por lo que calla que por lo que pesa.
fernando-losada-1Sin embargo a toda película antigua le falta un señor con boina y en esta no podía faltar, el actor Fernando Losada, el que se fue y ahora volvió, el que defiende pero acusa, al que le tocó ser portavoz de sus jefes, va y dice que apoya al capitán, al capitán de La Nueva España querrá decir, porque la solución estuvo en sus manos el mismo Sábado minutos después del falso titular con tan solo una llamada y fijaros el ahorro de tiempo.
¿En que es ejemplo el Sporting señor mio?, ¿en transparencia, en comunicación, en la defensa de sus aficionados, en ser los primeros en todo y para todo, en cambios, en proyectos?. No se miren mas el ombligo y salgan mas a la calle a preguntar.
En definitiva, un equipo que de momento no juega a nada, sin identidad, un entrenador que donde dijo digo ahora es Diego, un club que apoya sin miramientos a un desollador de aficionados y deja tirados a los suyos, un portero acusado en el fondo por defenderse de un falso titular, un periódico impune ante la ruptura de la veracidad, catedráticos de lengua diciendo como se deben hacer las cosas y un puñado de aficionados mirándonos unos a otros sin derechos e indefensos.
Si este es el fútbol que viene, si este es el fútbol que nos espera, si este es el fútbol en el que solo unos pocos van a disfrutar, otros incrementar sus cuentas y otros a hacernos idiotas,  que paren, que yo me bajo aquí.

4 thoughts on “Que paren el fútbol que yo me bajo

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: