Nefasta gestión de nuevo

Crónica de una salida anunciada. El Sporting hizo oficial este jueves la salida de Sergio Álvarez, por una cifra en torno a los cuatro millones, rumbo a la Sociedad Deportiva Eibar. Esta salida entrará en el capítulo de las nefastas gestiones llevabas acabo por Miguel Torrecilla y Javier Fernández. La nefasta gestión que se está llevando en cuanto a la limpieza de plantilla sigue dejando, tras de sí, una serie de reproches porque se ve un hundimiento sin retorno con la llegada de jugadores que tienen ya una avanzada edad futbolística o que apenas inspiran confianza por el desconocimiento, ya que provienen de ligas no muy populares en Europa.



Las sensaciones son malas, pero tras esta salida son aún peores. El Sporting está a escasas semanas de empezar una nueva temporada y no tiene un delantero centro puro con el que disputar los encuentros, por lo que la llegada de jugadores en esta posición que valgan la pena se convierte en misión posible. Todo parece ser una historia de terror donde todo se pinta de luz y de color y, después, acaba siendo una pesadilla más de una pésima gestión de un club deportivo con mucha historia en el deporte español.

Un equipo de fútbol, antes de competir, necesita tener cubierta, por al menos dos jugadores, todas las posiciones posibles para poder tener como posibles sustitutos a jugadores del filial de cara a una necesidad. La urgencia, a día de hoy, es de poder encontrar un delantero que pueda rendir, o intentarlo, como lo hizo Michael Santos la temporada pasada, pues es lo que la mayoría de la afición le pedirá al futuro “9” del equipo asturiano.




El mercado sigue en un ritmo in crescendo, por lo que no se descarta alguna salida más de otro jugador importante del cuadro rojiblanco. Tampoco se descarta la posible llegada de más futbolísticas en posiciones que se crean importantes de cubrir. En las próximas semanas se irán conociendo más detalles, aunque por el ritmo al que van nada bueno se avecina. Vuelve a existir un proyecto de futuro utópico, por lo que se podría llamar proyecto de cambiar de plantilla cada año.

Pelayo Rodríguez

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: