Más que una derrota

Bochornoso el partido de vuelta de la Copa del Rey disputado ayer en Ipurúa, que además de suponer una nueva derrota y la eliminación del torneo, supuso tener que soportar ver arrastrar la camiseta del Sporting por el campo durante los 90 minutos. Una afición que no es capaz de despertar de la anestesia con los discursos del mister, en los que casi hay que dar gracias cada día por jugar un partido en primera, es la única explicación para entender que no se haya levantado más polvareda.

Después de lo visto ayer en el terreno de juego es evidente que tanto en el equipo como en el cuerpo técnico del Sporting, había tanta gana de disputar la eliminatoria como de presentarse voluntarios a un tacto rectal. Semejante apatía y desgana solo es superada por la cara del entrenador en el banquillo durante el partido y sus declaraciones posteriores.

Sin ganas de invertir el más mínimo de los esfuerzos, en ningún momento del partido el equipo tuvo la más mínima opción de plantar cara en la eliminatoria. Prueba de ello son los dos goles encajados en los primeros segundos de cada tiempo, que demuestran la preparación y la tensión con la que se iba al partido. En frente el Eibar de Mendilíbar, un equipo que sabe lo que quiere y se aplica en el campo para conseguirlo; su rival, un equipo sin alma, sin sistema y con una carencia de preparación táctica que le supone verse superado día si y día también sin importar el rival que tenga delante.

No se que más será necesario que pase para que se busque un cambio de rumbo, pero lo que si doy por seguro es que el parón de Navidad no va a servir de nada.

Lo único destacable fueron las aportaciones de los jugadores convocados del filial, con dos debuts en el tramo final del partido por parte de Rubén y Cristian. El primero logró marcar un gol que no valía para nada en la eliminatoria, pero que para un jugador que debuta hace que el día haya merecido la pena.

Sin embargo, estos debuts dejan el poso de que solo sirven para inflar números de un entrenador que presume de usar la cantera pero que a la hora de la verdad, está primero una recomendación de Xavi que lo que hay en casa.

No importan los fichajes que lleguen si las ideas en el cuerpo técnico van a seguir siendo las mismas. No importa quien venga si el mensaje va a seguir siendo de ser equipo pequeño y probetón que se arrastra jugando en primera, y donde todos sus rivales son ‘super clubs’ a los que es prácticamente imposible de ganar. No todos los años van a venir otros equipos a ayudarte a terminar los deberes que no hiciste a lo largo de la temporada.

Ya vale de esas majestuosas ruedas de prensa en las que se sale del paso poniendo cara de pena y se tira de repertorio de frases previamente preparadas. No vale con decir  que “te jode que el Sporting pierda” porque con este plan, somos carne de segunda en unas pocas jornadas.

Felices fiestas de reflexión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
A %d blogueros les gusta esto: