La imbatibilidad del Sporting. Combinación de factores casi perfecta

El Sporting sigue rompiendo records. Los de Abelardo han superado, el que hasta ahora tenía el Murcia, de partidos imbatido en Segunda División. Los 16 partidos conociendo la imbatibilidad, no son algo que haya caído del cielo. Los hombres de Abelardo y el propio entrenador se lo han ganado a pulso, además han conseguido también ponerse en puestos de ascenso directo y sacar algo de ventaja a sus perseguidores.
Dejando claro el enorme talento que tienen los discípulos del “Pitu”, su capacidad de sacrificio y las cualidades tácticas que el entrenador transmite a sus pupilos, hay otros factores no menos importantes para entender el por qué de su imbatibilidad.

10850075_740253226043020_845304062395190001_nPor ejemplo, el estado físico en el que están, muy superiores a casi todos sus rivales en esta faceta, lo que ha hecho que el Sporting haya logrado sacar puntos agotando físicamente a los contrarios.
Otro factor fundamental, haber sabido realizar bien los cambios en momentos clave, sabiendo los jugadores con los que había que jugar en cada momento del partido.
Más factores, el gran número de jugadores disponibles y la diversidad de estilos diferentes en el centro de campo, que da lugar a la creación de juego.
Ahí no acaba la cosa, hablamos de chavales que llevan ya unos cuantos años jugando juntos en el filial y se nota que tienen adquiridos ciertos automatismos, encima siguen con el mismo entrenador, un hombre que como futbolista ha hecho historia dentro de este club y del fútbol español, encima también de la cantera y sportinguista hasta la médula.
Bien es verdad que para llegar a esa imbatibilidad hace falta también tener en momentos determinados algo de suerte. Ahora bien, el factor suerte no10857781_740727785995564_4586972142376456105_n siempre viene solo. Cuando un equipo tiene confianza en sus posibilidades, la suerte suele estar a su favor. Se dice que la suerte hay que buscarla y este equipo la busca y la encuentra.
No es precisamente un factor menor, el Sporting sabe bien cómo sacar partido a sus digamos momentos buenos y como no perder la compostura en sus momentos menos buenos. La juventud ayuda a tener esa confianza, cuanto mejor te van las cosas todavía ganas más confianza en lo que haces. Cuando los resultados acompañan y vives partido tras partido emociones fuertes, alcanzas un estado de ánimo que te da fuerza a darlo todo para que la cosa no decaiga y seguir en la senda del éxito. Más si cabe cuando tienes a tu afición apoyándote al máximo desde la grada. El sentimiento de unión y compromiso hacia unos colores con los que te sientes identificado, otro factor clave, hace el resto.
Además la juventud se compensa teniendo a los más veteranos del equipo, que en teoría son los que tienen que poner la seriedad en el terreno de juego, en los lugares claves para ellos como son la defensa y la potería. Los más importantes para mantener la portería con pocos goles en contra. Dejando a los chavales más jóvenes la zona creativa del campo, donde pueden desarrollar su talento sin temor a correr riesgos.
Si encima logras que no se lesionen de gravedad algunos jugadores fundamentales en el equipo, pues mejor que mejor.
Está claro que son muchos y numerosos factores que reman a favor del Sporting y es la suma de todos, la que nos ha llevado a estar como estamos. En un estado óptimo, casi perfecto.

 

 

Neil Tennant

Acerca de

Director y presentador en Radio Sporting®

Publicado en Columna de opinión Etiquetado con: , ,

Deja un comentario