La afición carga contra Baraja

El Sporting marca un gol en la última jugada y rasca un empate ante un Reus que fue superior en las ocasiones de las que dispuso. El estadio entero cargó, en cuanto a cánticos se refiere, contra la directiva y contra el propio míster, quien en rueda de prensa quiso hablar del encuentro y dejarse de suposiciones sobre su futuro.



Imagen: LaLiga.

El partido arrancaba a las seis de la tarde y prácticamente todo El Molinón – Enrique Castro “Quini” dejó de lado el himno y empiezó una sonora pitada hacia los jugadores y hacia el propio Rubén Baraja después del pésimo encuentro realizado en el Wanda Metropolitano en la pasada jornada. El partido comenzaría con un remate de Uros que rozaría el palo de la portería de un Edgar Badía que tendría su día. El Sporting tendría las ocasiones pero no conseguiría materializaras a tiempo.

La polémica llegaría en dos acciones, la primera sería en un gol anulado a Uros, tras un centro de Sousa a balón parado, por meter gol con la mano simulando que remataba con la cabeza, una vez indicada la anulación toda la plantilla rojiblanca pediría explicación al colegiado. La segunda sería un penalti pitado injustamente hacia los asturianos por una posible mano de un defensor rival tras un sombrero de Carlos Carmona, golpeando el esférico en la frente del jugador del conjunto catalán.

La segunda parte sería la más emocionante de todas, ya que Linares haría el primer gol del conjunto catalán, haciendo sí estallar entre pitidos a la afición local por la pasividad de sus jugadores. En el final del encuentro llegaría el segundo penalti polémico cometido sobre Neftali, siendo Carlos Carmona el que metería el gol del empate ante las protestas del conjunto local por haberlo pitado. El partido finalizaba con tablas en el marcador y con cánticos en contra de la directiva, el entrenador y los jugadores.



RUEDA DE PRENSA:

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: