Hattrick de Fernández

Y es que a pesar de ser 5 de Marzo, a pesar de que quien se quiera agarrar a un milagro, a la fé o a la machada, este Sporting huele a segunda. Pero no de ahora, sino desde el momento en el que nos liberaron de la sanción que nos impedía fichar y Don dinero volvió a llamar a la puerta, el dinero de comisionistas, iluminados y agentes varios que vieron la debilidad y la poca experiencia de personas encargadas de crear equipos en primera división. Un organigrama de segunda, con jugadores de segunda, un director deportivo que en Las Palmas no se acuerdan de su nombre, porque tienen y quieren un proyecto, y aquí solo vino a engordar su ¿”caché”?.
Fernández
Juan Nicolás si te queda dignidad, dimitirás mañana mismo, sino, habrás demostrado que tu presencia en el Sporting no tiene nada que ver con tu lugar de nacimiento.
No pasará nada, solo Abelardo dijo que se iba, y como y cuando lo dijo, al límite de la situación que era ya insostenible y con muy poco margen, obligado a continuar en un vestuario que había perdido, un vestuario que el mismo alabó.
Camino ya de un tercer descenso con la marca Fernández tatuada en el emblema de un equipo histórico, de una ciudad volcada con su equipo, una afición cómplice y complaciente, un descenso más, que solo cambia los dos años en primera para tapar el agujero que ellos mismos crearon, que ellos mismos, declarados incapaces por un juzgado, quieren demostrar que pueden conseguir el objetivo deuda cero y marcharse, no me lo creo.
No creo en las buenas intenciones, ni en las buenas palabras, ni si quiera en los datos demoledores en la junta de accionistas, que demuestran que somos una minoría frente a la maquinaria accionarial de Fernández, una maquinaria perfecta en lo económico que solo unos pocos son capaces de descifrar y yo, cual mortal, no entiendo. Solo entiendo de una cosa, de fidelidad, padezco de honor y de orgullo de unos colores nuevamente manchados, una mancha negruzca y en aumento que nos lleva al récord personal de un consejo de administración, tres descensos con el mismo nombre, todo un hattrick.
No se vayan, quédense a ver como termina la temporada, camino de ser una de las peores en primera división, solo superada por la del 98, cosecha propia también, asuman todos sus errores, que no son pocos, y cobren, cobren sus sueldos por tanta dedicación a su trabajo, horas y horas para ofrecernos esto, horas sin sueño para aportar lo mejor que saben hacer, destruir todo lo que tocan y el Sporting es solo su sala de juegos particular.
Fernández
Dos meses y medio de agonía hasta que la calculadora diga basta,  días de letargo e incapacidad y ninguno de ustedes tendrá ni un solo minuto de reflexión ni de pena y si quieren, les digo yo por que, porque su éxito económico, su objetivo prioritario es irse cuando esto quede hecho un solar, y encima se darán palmaditas en la espalda por el buen hacer, deuda cero en Diciembre. Feliz Navidad Fernández, mi mejor regalo es el día que coja su maleta, su séquito, sus acciones devaluadas año tras año y nos deje en paz.
Crecimiento sin retorno decían, sin riesgo ninguno dicen, no olvidaré este equipo en mucho tiempo, el peor de los últimos diez años con descenso incluido. Rompieron un vestuario, crearon una farsa, se regodearon de su creación, valoraron poco a los que se fueron y permitieron que los que vinieran los hicieran mas grandes, carencias, errores, despotismo y ausencia total de conocimiento de sus propia afición, que pide poco, que se conforma con alma, carácter y chavales, que no mide la altura de sus jugadores, solo quiere que su equipo les represente. El consejo no mete goles, si por el morro fuera, este consejo de administración era Pichichi destacado, yo que Rubi probaba a poner a alguno para crear algo de peligro, eso si, con prima por gol, para que no haya disculpa ni queja de que sea rentable su tiempo.
Volvemos al bucle constante y sin remedio, solo les deseo una cosa, que algún día sufran las consecuencias desde la misma butaca donde las sufro yo, en el mismo bar, en el mismo sillón de casa, por las mismas razones, la impotencia de ver como alguien es capaz de joder lo que uno mas quiere sin que haya  ni si quiera derecho a queja. La DGT dice que las imprudencias se pagan, yo digo que la incompetencia y la soberbia también. Que nos vaya bien, en primera o en segunda, pero que nadie me haga la pregunta, porque si es el descenso motivo de que dejen de verle sentido a esto, firmo hoy.

One thought on “Hattrick de Fernández

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
A %d blogueros les gusta esto: