Grupo inversor, los dueños del Sporting

Lo que días atrás eran rumores, hoy se han convertido en realidad. La familia Fernández alcanza un Pre-acuerdo, para la venta del Sporting, con un grupo inversor inglés. Javier Fernández:” “Hoy se ha firmado un preacuerdo de intenciones con un grupo inglés con el que ahora entramos en un proceso de confirmación de que los procedimientos legales y económicos que nos hemos manifestado unos a otros coinciden con la realidad. Tendremos un proceso de una semana, quince días, seguramente, y al final de eso se podría llegar a un acuerdo definitivo. De momento el acuerdo no existe, no hay venta del club todavía”.

jose-fernandez-665xXx80

 

Dicho lo anterior no conviene olvidar que es un Pre-acuerdo, hasta el momento no hubo ” apretón” de manos.Lo que comenzó siendo una excentricidad se ha convertido en una tendencia que empieza a generalizarse.Cada vez que un club encuentra problemas financieros, los grupos inversores sobrevuelan en el horizonte. ¿ Qué interés puede tener un grupo inversor en poner su dinero en un club de fútbol? Máxime cuando, en algunos casos, se trata de entidades sin un gran peso en el mercado.Los grupos inversores copan el mundo del fútbol. Los grupos inversores se metieron en el mundo del fútbol para quedarse, compran jugadores y después los negocian en los diferentes equipos.

Son hombres de negocios que han estudiado en las mejores universidades del mundo y que cuentan con holdings que ramifican sus inversiones en diversos sectores, siempre alertas de dónde está el negocio. Y en su afán olfateador han descubierto que determinados clubes abren las puertas de la rentabilidad. Escogida la vía inglesa, esta empezará su gestión al frente abonando los 5 millones de euros comprometidos con Hacienda antes de que concluya el año. También acudirá al mercado de invierno con vistas al ascenso, además de llevar a cabo una profunda renovación del órgano gestor y directivo de la entidad gijonesa. Realmente ¿ quienes son?. Cuanto menos se sepa, más fácil es maniobrar. La suerte, está echada.

Berto Garcia

Deja un comentario

Top