Despedida de Nacho Cases

Hasta siempre, Nacho:
No creo que haya una sola persona en el mundo a la que le gusten las despedidas. Sin embargo, últimamente en el Sporting están muy de moda. Hoy nos toca decir adiós a un peso pesado del equipo, un gran jugador y una mejor persona, además, de la persona que me ha inspirado a escribir, don Ignacio Cases Mora.
Una, como sportinguista, tiene que pedirte perdón. Te preguntarás por qué, así que te lo explico. Siento que hayas crecido en una casa que está podre, en una casa cuyas paredes se caen a cachos y lo único que se hace es poner parches para intentar disimularlo. Siento que en dicha casa no se te haya tratado como mereces en más de una ocasión. Pero, sobre todo, siento que todos esos factores, te lleven hoy a despedirte de nosotros.
Ojalá la situación fuese diferente en el Sporting, ojalá la cantera de nuestro equipo fuese trabajada como el gran baluarte que es, pero por desgracia, aquí se lleva más aplaudir a los de fuera que a los de tu propia casa. Por esto mismo, te vuelvo a pedir perdón.
Gracias Nacho, gracias por tus 22 años de dedicación a este equipo, gracias por tu sacrificio y tu esfuerzo, gracias porque sin ti este equipo hubiera desaparecido, gracias por ser una piedra angular y por ayudar a que ascendiéramos primero, y a mantenernos después. Gracias por llevar el Sporting en vena y por defender este escudo como pocos han hecho.
El vestuario se queda huérfano sin ti. Y, aunque me gustaría que esto fuera un hasta luego, supongo que más bien, será un hasta siempre. Te echaremos de menos, Nachín. Suerte en tu próxima etapa, te la mereces.

@angelaffp7




Deja un comentario

Top