Abrir ya los ojos

Si de verdad se ama este escudo y se sienten estos colores, el aficionado debe de protestar sea o no abonado y vayan bien o mal las cosas.



El mercado ya comenzó y las operaciones de llegadas y salidas están a la orden del día. La mayoría de los aficionados están mirando constantemente quienes serán los elegidos para defender la elástica de su equipo este año o de quién se tendrán que despedir tras años en el club. Bueno, eso en Gijón no pasa porque durante 25 años se lleva mirando, o intentando, siempre para el palco de El Molinón – Enrique Castro “Quini”, pero lo más curioso es que se pueden observar butacas vacías debido a que Javier Fernández, máximo mandatario del Sporting de Gijón, decide no asistir a partidos poco atractivos para él, exceptuando cuando vienen los grandes para dar buena imagen. El Sporting la mayoría de veces pierde el partido que juega en el campo, pero siempre pierde el partido tan importante que juega en la grada. Todos somos cómplices de lo que sucede, en el plano institucional, alrededor del club de nuestros amores. Muchas veces se critica lo malo que hacen los de arriba, si así se les puede llamar, cuando el equipo no rinde o se acumula una mala racha deportiva, pero después cuando el equipo rinde nadie se acuerda de esos que no hacen las cosas bien, mirando así el aficionado para otro lado.




Si realmente se quiere al Sporting de Gijón no se debe de presumir con el carnet de abonado una vez lo renuevas o lo sacas por primera vez. Si de verdad se quiere al club no se debe de protestar solo cuando las cosas van mal. Si de verdad se ama este escudo y se sienten estos colores, el aficionado debe de protestar sea o no abonado y vayan bien o mal las cosas, pues todo lo contrario da la razón, de una forma o de otra, a quienes quieren perjudicar al club de forma indirecta pero con acciones directas.
Bajo estas líneas se puede apreciar rencor, pero lo que se quiere transmitir es la realidad y lo que de verdad se debe de hacer. Ayuda a los tuyos y vence a tus enemigos, pues de lo contrario te alías con quien no debes y perjudicas a quien no quieres. Hay que quitarse esa venda que nos tapa los ojos para empezar a reaccionar, sino nos daremos cuenta de que todo iba mal cuando una desgracia invada al Sporting de Gijón. Es este el momento adecuado para alzarnos contra quien nos reprime y poder revertir la situación con personas que de verdad sientan este equipo y miren por el bien deportivo y no por el económico.

Pelayo Rodríguez

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: